martes, 13 de enero de 2009

OPINIÓN GRUPAL

Desde que acabé la asignatura FOL, obligatoria para todo futuro técnico superior de análisis quimico teniamos ganas de hablar del pensamiento grupal y poner unos cuantos ejemplos para demostrar con menor o mayor claridad que éste se produce entre las élites que controlan en este momento España . Este fenómeno fue estudiado por el psicólogo Irving Janis.


Hay que tener en cuenta que muy probablemente las personas implicadas en este pensamiento grupal no son para nada conscientes de su falta de realismo. Viven una realidad muy polarizada con juicios de valores estereotipados que les llevan a cometer decisiones erróneas. Si además tenemos en cuenta que esas decisiones en realidad no les afectan tanto a ellos sino al resto de la sociedad comprenderemos la extrema gravedad del asunto.

Nos vamos a centrar sobretodo en los síntomas. Empezando por los relativos a la "sobreestimación del grupo" creemos que el caso más claro de ilusión de invulnerabilidad es el del señor José Luís Rodríguez Zapatero que se lleva la palma dos días antes del atentado en la Terminal T4 del aeropuerto de Barajas donde comentó que "Dentro de un año estaremos mejor". El excesivo triunfalismo al que nos tiene acostumbrados no se puede considerar en ningún caso simplemente optimismo.

Sobre la moralidad el caso más evidente es el de la Iglesia Católica y las religiones en general. Y nos referimos específicamente a los cargos de poder que las dirigen, parecen ser ellos en sus declaraciones los dueños y señores de la moral. Para que se produzca este fenómeno hay que tener una creencia ciega en que las decisiones tomadas son éticas más allá, y esto es lo absurdo, de sus verdaderas consecuencias éticas. Por poner un ejemplo: prohibir abiertamente el uso de los anticonceptivos tiene unas consecuencias éticas obvias; aumentarán los embarazos indeseados, proliferarán en mayor medida las enfermedades de transmisión sexual etc.

Los síntomas relacionados con la "mente cerrada" se ven constantemente por todas partes, la oposición, entendida no en función de quien gobierne sino de los "contrarios", es poco menos que la reencarnación de Satanás en persona . Muchos de estos "peones negros" que tanto proliferan consideran que fue el PSOE (en una extraña y rocambolesca conspiración) el que causó los atentados del 11M. La única forma de explicar tales afirmaciones es precisamente su forma de percibir al contrincante político. Pero de todas maneras este fenómeno no se ve únicamente en personas anónimas sino de forma generalizada tanto en políticos como en algunos periodistas, los ejemplos sobran y atañan por igual tanto a la derecha como a la izquierda. Además hay que tener en cuenta que en la sociedad actual, la gente escoge leer los medios de comunicación en función de sus propias tendencias políticas (racionalización colectiva). En el caso concreto de los políticos podemos percibir como dentro de su propio partido tanto los expertos con los que interactúan como su propia organización interna les llevan a racionalizaciones colectivas; es curioso ver como el PP consiguió encontrar un psicólogo que afirmase que eso de ser gay es una enfermedad. Nosotros no sabemos donde lo encontraron. En pocas palabras que los "expertos" que encuentran son afines a su propia ideología.

El pensamiento grupal debe ser analizado en reducidos grupos de poder, de ahí que se hable de "grupo" y no tanto de sociedad en un sentido amplio. Por tanto habría que ir caso por caso y conocer muy de cerca a esas cúpulas de poder, cosa que como podéis imaginar no está en mi mano. Aunque desde luego estos síntomas que muestran nuestros políticos son perceptibles en el día a día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada